Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Belleza

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Como combatir la celulitis

Como combatir la celulitis

Entendiendo que la celulitis es una patología propia de la mujer estrogénica (es decir que la tendremos durante toda la vida fértil), que involucra edema o inflamación en el tejido graso con circulación alterada, que provoca ese aspecto de piel de naranja que puede irse agravando con el tiempo. Vamos a ir citando primero las causas, luego lo que podemos hacer para prevenirla y por último las opciones de tratamiento.

Es importante que entendamos que no se trata de un tratamiento mágico, sino más bien de hábitos que, en conjunto con las terapias adecuadas, a lo largo del tiempo (sí, hablo de mantenimiento) lograrán reducir hasta casi desaparecer esta condición tan poco estética.

CAUSAS:
1) Genética. Definitivamente hay un componente hereditario en el tipo de celulitis que presentamos así como en la distribución de la grasa corporal. Las buenas noticias es que haciendo las cosas bien, podemos modificar esa expresión en el cuerpo para lucir una piel saludable.

2) Mala alimentación. Este es uno de los factores más importantes, ya que nos intoxicamos usualmente a través de esta vía. Particularmente importante el consumo de refrescos, sobre todo los light debido a las toxinas que alteran la microcirculación, los azúcares y carbohidratos simples, los alimentos muy procesados y el exceso de sal. La falta de hidratación también contribuye con la imposibilidad de las células de cumplir sus funciones limpiadoras y metabólicas.

3) Fumar. Debemos entender que la nicotina provoca una contracción de los vasos sanguíneos que nutren la piel, el fumar hace que se altere la circulación y se produzca un edema e inflamación inmediata de toda la piel.

4) Sedentarismo. La falta de ejercicio hace que no haya estímulo para aumentar la circulación, así mismo es causa de sobrepeso y adiposidades localizadas, provocando que no ocurra el bombeo natural venoso que realizan los músculos cuando nos ejercitamos.

5) Ropa inadecuada. Usar tallas inferiores a las que nos corresponden o con cortes en lugares de circulación impide el drenaje linfático que ocurre a niveles muy superficiales de la piel. No a los blue jeans apretados con corte estrecho a la cadera.

6) Traumatismos. Los masajes reductores y otros tipos de traumatismos van a lesionar el tejido interno provocando una cicatriz retráctil que es la causa de los "huequitos fibrosos" tan difíciles de tratar. Así que mejor no inventen y acudan a un verdadero especialista.










Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.