Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Deporte

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
Ocho de cada diez personas mejorarían su estado de salud si practicaran esta actividad física.
Caminar garantiza salud

Caminar garantiza salud

Según la OMS, se estima que para el año 2000 el sedentarismo provocó 1,9 millones de muertes y entre el 15% y el 20% de los casos de cardiopatía isquémica.

Se levanta de su cama, va al baño, a la cocina, a su cuarto para vestirse y una vez listo toma el ascensor, se dirige al carro, llega al estacionamiento de la oficina, sube por las escaleras mecánicas y se sienta frente al monitor, sin la mínima idea de cuándo volverá a dar unos pasos. Esta rutina de andar sobre ruedas o cualquier aparato que represente comodidad es parte del día a día de la mayoría de la población. De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), tanto la actividad física como la educación física están disminuyendo en las escuelas; el sedentarismo suele ser más frecuente entre las niñas y las mujeres, y la tendencia general a la inactividad es mayor en las áreas urbanas económicamente desfavorecidas.

Las personas que dedican un espacio diario al ejercicio físico, sea cual sea, son pocas si se cotejan con el resto que no lo hace.

La mayoría opta por las escaleras mecánicas, los ascensores, agarrar un taxi si no tienen carro, o tomar cualquier vía que implique caminar menos, todo esto sin saber los daños que ocasionan a su salud. Incluso se observa que en una misma oficina, los empleados suelen enviarse información vía correo electrónico, por el chat y a llamarse por teléfono, en vez de caminar hacia donde está la otra persona para hablar con ella.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista International Journal of Obesity, quienes caminan de 9 a 10 mil pasos diarios tienen más posibilidades de tener un peso saludable y disfrutar de una sensación de bienestar físico y mental, mientras aquellos individuos que dan menos de 5 mil están más expuestos a padecer obesidad y diabetes. Este recorrido que se recomienda equivale a caminar aproximadamente 1 hora y media, y se queman cerca de 500 calorías.

¿Cómo empezar?
La mejor forma es dar el primer paso y buscar las formas de proseguir con los otros 9.999, con alternativas como usar las escaleras en vez del ascensor, evitar tomar el autobús si el trayecto a recorrer es corto, ubicar el vehículo en un lugar alejado de la puerta de entrada del estacionamiento en los supermercados o centros comerciales. En vez de pedir algunas comidas por teléfono, salga acompañado de algún familiar o amigo hacia el establecimiento para adquirir lo que desea.

Caminar es una actividad gratuita, que no requiere de mayor esfuerzo e implementos, sólo unos zapatos cómodos, ropa adecuada y la disposición para hacerlo sin el limitante del lugar o circunstancias. Se recomienda el uso de un podómetro, un aparato en forma de reloj de bolsillo que sirve para contar el número de pasos que da la persona que lo lleva y la distancia recorrida.

Debe ser colocado en el área de la cintura del pantalón o falda, a unos 8 a 12 centímetros hacia los lados del ombligo para que pueda medir la aceleración vertical del individuo, que es el movimiento que se realiza al dar un paso. De esta forma se puede llevar un mayor control de la actividad física hecha a lo largo del día, inclusive el tiempo empleado para correr o caminar.

Ejercicio perfecto
Dentro de los beneficios de caminar se considera que el cambio más importante que ocurre en el organismo es el aumento del consumo de oxígeno – hasta un 35% superior a los valores iniciales —, así como incrementa la capacidad del sistema circulatorio por los cambios neurológicos, hormonales y respiratorios que se producen. Según información de la Asociación Española de Enfermería Deportiva (AEED), “se ha comprobado que las personas que practican regularmente actividad física y deporte presentan una tasa de mortalidad global más baja que quienes llevan una vida sedentaria, a la vez que un aumento en el nivel de actividad de las personas sedentarias se correlaciona con reducciones de la mortalidad, especialmente, por enfermedad cardiovascular y cáncer”.

Se menciona que favorece al paciente hipertenso a disminuir su presión arterial sanguínea, fortalece al corazón, bajan los niveles de triglicéridos, así como los riesgos de la arteriosclerosis al descender las lipoproteínas de baja densidad (conocido como colesterol malo), mientras aumenta los rangos de las lipoproteínas de alta densidad (colesterol bueno).

También suelen recomendar este tipo de actividad para reducir peso y se estima que pudiera ayudar a prevenir la osteoporosis. Así como favorece la circulación sanguínea, el tránsito intestinal, la tolerancia a la glucosa y su utilización, mejora la flexibilidad, controla la presión alta, reduce el estrés y combate la depresión.

A los caminantes se les sugiere beber un vaso de agua antes de ponerse en marcha y una vez terminado el recorrido; comenzar con un ritmo más lento e irlo aumentando paulatinamente. Es efectivo destinar un tiempo diario a la práctica de esta actividad de manera religiosa, como ir al trabajo o a la universidad, de manera que el cuerpo se acostumbre y la persona note los efectos de evadir la caminata.









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.