Menu Tumedico
Buscar
Iniciar Sesión
Últimas
Noticias
Sé parte de
nuestros suscriptores
Únete y recibe las
noticias más destacadas
de la semana
Síguenos

Investigaciones

Conoce la actualidad en temas de salud,
te ofrecemos la mejor información en bienestar, salud y vida.
 Los recién nacidos distinguen idiomas

Los recién nacidos distinguen idiomas

Información cortesía de Reuters

Los bebés tienen una vida mental secreta. Cada vez son más los estudios que sugieren que son capaces de conceptualizar, explorar, imaginar y distinguir vocablos e idiomas. Y lo más sorprendente es que lo hacen desde que nacen.

En el siglo XVII, el filósofo inglés John Locke pensaba que el cerebro de los bebés era una pizarra en blanco y que las destrezas que caracterizan a los humanos se adquirían con posterioridad.

Recientes investigaciones destierran aquella idea y prueban la existencia de capacidades innatas. Los bebés son más inteligentes de lo que se pensaba: llegan equipados con la capacidad de desarrollar pensamiento abstracto o conceptos como la causalidad, de atribuir intencionalidad, de comprender una matemática y una geometría rudimentarias, y hasta de distinguir fonemas.

"Este es uno de los más grandes cambios de paradigma de la ciencia contemporánea", dice Mariano Sigman, director del Laboratorio de Neurociencia Integrativa de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Claro, averiguar qué está pasando en la cabecita de esas irresistibles criaturitas no es sencillo. Como es imposible preguntarles, los investigadores utilizan herramientas co-mo la "permanencia de la mirada" (los bebés miran durante más tiempo lo que les interesa) o registros del ritmo de succión del chupete y de la actividad eléctrica del cerebro.

LENGUAJE.

Uno de los pioneros en este campo de investigación, Jacques Mehler, mostró que al nacer ya existen ciertos procesos perceptivos que funcionan con especificidad hacia el lenguaje. Por ejemplo, los bebés distinguen si se les habla en su lengua natural o con frases invertidas. Reaccionan distinto.

"Uno de los experimentos clásicos", explica Sigman desde la UBA, "es pasarles una grabación con voces en castellano que de repente empiezan a hablar en japonés. Típicamente se ve que los bebés se sorprenden mucho".

Sigman descubrió algo notable: a los tres meses, cuando se les habla, en el cerebro de los bebés se activa el área de Broca. "Como es la región vinculada con la producción del lenguaje, nuestra hipótesis es que aunque no esté hablando, el bebé ya lo está produciendo internamente".

La investigadora chilena Marcela Peña Garay, de la Pontificia Universidad Católica de Santiago de Chile, está entre los que sostienen que los bebés vienen equipados con un aparato cognitivo que les permite identificar características importantes para la especie.

"Por ejemplo", ilustra, "aunque un bebé viva con un perro no aprende a ladrar, y por más que escuche el timbre del celular no reproduce estos sonidos sino el lenguaje de sus padres o cuidadores".









Navega por nuestra web
Comunícate con tumedico.com
Información: +58 (212) 762.48.41 o info@tumedico.com
Publicaciones: ventas@tumedico.com
Grupo Empresarial Tecnología y Medicina 2010, C.A.
© 2010 tumedico.com RIF: J-29946696-9
Todos los derechos reservados.